Snow in Morocco

Nieve en Marruecos. Taxi de Merzouga a Fez

Los tours compartidos que parten desde Marrakech hasta el desierto, retornan a Marrakech. Como no queríamos volver por nuestro pasos ya que la idea era continuar viaje hacia Fez, teníamos que decir adiós a la van y a nuestros compañeros de los últimos días. Desde Merzouga teníamos la opción de tomar el único bus que ofrece CTM a eso de las 20:00 hs.

Recién había amanecido y no queríamos esperar todo el día en Merzouga para viajar a Fez, primero porque no queríamos pasar la noche en el autobús y segundo porque llegaríamos en plena madrugada, lo que es para nada recomendable. Las opciones que había eran: Viajar a Rissani (un pueblo a 30 Km de Merzouga) y tomar algún bus local que hiciera el trayecto hasta Fez (son como mínimo 10 horas) o tomarnos un taxi que nos dejé directamente en la puerta azul de la medina. Como estábamos muy cansados por los días anteriores y especialmente por la noche que habíamos pasado en el desierto, nos decidimos por la segunda opción.

En Fez nos hospedaríamos en el Riad Dar Borj. Nos comunicamos con el dueño quien con mucha amabilidad nos consiguió un taxi para ir desde Merzouga por 120 euros. En ese momento, no nos imaginábamos que ese viaje en taxi, se volvería uno de los recuerdos más preciados de nuestra estadía en Marruecos.

Llegada de Moha, taxista estrella

Mohammed (Moha), nuestro taxista, que hablaba español, francés, inglés y berber fue el nos acompañó en esta impensada aventura.

Moha nos recogió puntualmente en el hotel de Merzouga, donde se había armado bastante revuelo porque habíamos contratado el taxi sin pasar por ellos (lo que les negaba una preciada comisión) y no dejaban de preguntarnos: dónde, cuándo, porqué, con quién, etc, mientras por lo que intuíamos nos puteaban en berber. Que será, será.

Para sumar a la paranoia que sentíamos minutos antes de subirnos al taxi, el dueño del Riad de Fez nos envió por Whatsapp el número de patente, una foto y una descripción detallada del auto que nos recogería y por otro lado nos envío también una foto de Moha! Parece que no hubiera sido raro que alguien en Merzouga se enterase de que necesitabámos un taxi y se hubiera hecho pasar por taxista.

Todos a bordo del SsangYong Amarillo que la aventura comienza

Efectivamente, el taxi era un SsangYong amarillo hermoso, con mucho espacio para estirar las piernas y mirar por la ventana. Teníamos en mente dormir todo el viaje para recuperarnos de la noche que habíamos pasado en el desierto, pero el paisaje del camino no nos dejó pegar un ojo.

El desierto se transformó en oasis y luego en valle y luego en praderas y luego comenzamos a subir por la cordillera del Atlas.  Moha no dejaba de hablar por celular mientras sorteaba las curvas pronunciadas del camino de cornisa.

Por momentos veíamos gente solitaria en el camino tirada tomando sol o mirando los autos pasar. No entendíamos bien de qué manera habrían llegado a ese lugar, porque a su alrededor no veíamos ningún medio de transporte ni ningún pueblo. ¿Habrían caminado hasta allí? ¿Cuidarían animales en la zona? La cuestión es que tampoco veíamos animales, ni plantaciones a en las cercanías. Eran ellos y el vasto desierto.

Luego las montañas se impregnaron de bosques y empezaron a asomarse a lo lejos unas montañas nevadas. Algunos de los pueblos y ciudades que recuerdo en el camino eran: Rissani, Erfoud, el valley de Ziz, Ifrane y Azrou.

Nieve en Marruecos

El punto culmine del viaje en taxi fue sin duda ver la nieve en las cercanías de Ifrane. Nieve en Marruecos! Evidentemente algo que no nos esperábamos.

Las familias locales eufóricas se acercaban con niños a jugar. Nosotros también.

Le pedimos a Moha que pare el taxi. Él corrió a tomarse una selfie con un muñeco de nieve recién construido al costado del camino. Nosotros nos zambullimos en el piso para sentir la nieve esponjosa en nuestros dedos y ya que estaba armé un bola de nieve bien prominente y se la revoleé a Andrés por la cabeza. Él no tardó en devolvérmela.


Mira el Wandervideo del camino de Merzouga a Fez

Posted in Marruecos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *