Volubilis - Moulay Idriss

Volubilis, Moulay Idriss y Meknes desde Fez

Después de dos días ajetreados pero inspiradores en Fez, decidimos que era momento de salir a explorar por la zona y que mejor que adentrarse en las vastas praderas que rodean la metropolis. En este post te contamos cómo recorrer las ruinas de Volubilis, la ciudad sagrada de Moulay Idriss y la ciudad imperial de Meknes, todo en un mismo día y desde Fez.

Las ruinas de Volubilis en Marruecos

Originalmente ocupada por los comerciantes de Cartago en el siglo III, Volubilis fue una de las avanzadas más remotas del imperio romano. Se tiene registro que 20000 personas vivieron allí en su apogeo.

Volubilis es un museo al aire libre, a través del cual puedes vagar libremente y recorrerlo a voluntad. No hay muchas señalizaciones ni información, así que es recomendable leer un poco antes de ir o considerar contratar algún guía de los muchos que esperan en la entrada. El sitio se merece al menos 3 horas. Rodeado de extensas praderas verdes, no sólo las ruinas son el atractivo sino también el paisaje monumental que se contempla desde allí.

Entre las construcciones más importantes encontrarás: La casa de Orfeo y los baños galenos, que demuestran un intrincado sistema de calefacción subterránea.

También se destacan el capitolio, la basilica y el foro. Por otra parte, encontrarás decenas de casas decoradas con mosaicos de la época en los que se representan varias escenas, como la Casa del Acróbata o la Casa de Orpheus. También sobresale La casa de las columnas, que debe su nombre a las columnas de diferentes estilos y períodos que yacen en su interior.

Aunque la maravilla que más les llamará la atención es el increíble Arco del Triunfo ubicado en la parte central del sitio arqueológico.

Cómo llegar a Volubilis

No hay ningún bus directo a Volubilis. Ni desde Meknes, ni desde Fez ni tampoco desde Moulay Idriss. Para llegar a Volubilis, hay que llegar a Moulay Idriss y desde allí tomar un petit taxi. Si el clima lo permite, se puede hacer una caminata a través de un sendero al costado de la ruta. Desde Moulay Idriss a Volubilis el trayecto  toma aproximadamente 40 minutos.

La caminata es hermosa, rodeada de campos, praderas y olivos. Mientras te vas acercando a Volubilis, el blanco característico de la medina de Moulay Idriss brilla imponente, mientras se va perdiendo a tus espaldas.

Moulay Idriss Marruecos

Pintoresco y de paredes blancas, Moulay Idriss se encuentra entre dos colinas verdes apenas a 5 Km de Volubilis. Es uno de los centros de peregrinación más importantes de Marruecos. Su nombre se debe al bisnieto del profeta Mohammed: Moulay Idriss, quien fue el fundador de la primera dinastía marroquí y es reverenciado como un santo.

Idriss huyó de La Mecca y se asentó en Volubilis donde convirtió a los locales al Islam. Históricamente el pueblo tenía estatus de sagrado y quedó cerrado a los no musulmanes hasta mediados del siglo 20.

En la actualidad, muchos musulmanes afirman que visitar Moulay Idriss 5 o 6 veces equivale a ir a La Mecca una vez.

Cómo llegar a Moulay Idriss

Desde el Instituto Français de Meknes se puede contratar un grand taxi que haga el trayecto (40 Dh) y el viaje toma aproximadamente 40 minutos.

Otra alternativa, que es la que nosotros implementamos, es tomar el colectivo local que tiene parada en la plaza a una cuadra de la parada de Grand Taxis. El colectivo cuesta unos 7 Dhs y tiene el plus de ser bastante más cómodo que la lata de sardinas a la que se asemejan los Grand Taxis.  Además podés viajar con los locales y vivir un día común en la vida de los habitantes de la zona.

Al regresar tomamos el mismo autobús. Esta vez,  se llenó de adolescentes que volvían a Meknes desde una de las escuelas perdidas en la praderas. Pudimos concluir que los adolescentes son ruidosos en todas las partes del mundo.

Meknes Marruecos

Meknes es una de las cuatro ciudades imperiales, la más modesta de lejos, mucho más pequeña y tranquila que las otras ciudades imperiales: Rabat, Marrakech y Fez. Sólo estuvimos un par de horas, pero fue suficiente para tener una idea del lugar.

La atracción principal es la plaza el-Hedim, plaza gigantesca que funciona también como antesala de la otra atracción monumental de Meknes: La Puerta Bab el-Mansour, que precede a la ciudad imperial de Moulay Ismael. La plaza es un buen lugar para relajarse y ver la gente pasar. Siempre algo está sucediendo y da la sensación como si quisiera parecerse un poco a Djema el Fnaa de Marrakech. Por un lado está rodeada de cafés y restaurantes y por el otro por puestos callejeros.

Cómo llegar a Meknes Marruecos

Desde la puerta azul de Fez, toma un taxi por 12 Dh hasta la estación de tren. No conviene ir caminando porque son como 4km y un trayecto que realmente no tiene ningún atractivo.

Luego, tomar el tren hacia Meknes. En cualquiera de los horarios que figuran en la web de ONFC la compañía pública de trenes. Hay un tren a cada hora, por ejemplo a las 08.30, 09.30, etc. El precio del boleto en 2da clase es de 22 Dh y el trayecto toma aproximadamente 40 minutos.

Una vez en Meknes, caminar hacia la Plaza el-Hamam (a 20 minutos caminando) para recorrer la medina y los atractivos principales.

Si el objetivo es ir a Volubilis, dirigirse a la parada de bus o la estación de Grand Taxis en el Insitituto Français (10-15 min caminando).

La vuelta de Meknes a Fez

A la vuelta, para evitar regresar a la estación de tren de Meknes (alejada de la plaza principal) y regresar a Fez en tren (lo que implicaría tomar otro taxi hacia la puerta azul una vez que el tren llegase) decidimos tomar un bus alternativo (es decir que no fuera de las compañías públicas CTM o Supratours) desde la terminal de buses a unas pocas cuadras de la plaza el-Hamam. Otra ventaja de hacer esto, es que el autobús nos dejaría en la terminal principal de buses de Fez que se encuentra justo a la salida de la puerta azul.

Era la situación ideal. La cuestión es que llegamos para tomar el bus de las 16hs, el cual no arrancó hasta pasadas las 16.45.

Luego, en el camino el conductor fue recogiendo cada vez más gente. Eso hizo que un trayecto que debería haber tomado 1h tardase el doble.

Para colmo, en la entrada a Fez, la policía paró el bus y empezaron a hacer preguntas a los que viajábamos. Uno de los policías se me acercó y me preguntó algo en árabe. Por suerte cuando contesté en inglés, me dejaron tranquilo. Habrá pensado que era un turista confundido que se tomó el colectivo equivocado.

A las 19hs ya estabamos en Fez y listos para disfrutar de otra velada en Café Clock. Al otro día ya partiríamos para Chefchaouen.


Mira el WanderVideo de Volubilis, Moulay Idriss y Meknes.

 

Posted in Marruecos and tagged , , , , .

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *